Te invito a un café

Te invito a un café

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog? Pues la verdad es que fue una casualidad. Siempre me gustó escribir. Durante muchos años fuí algo así como la “escritora oficial” de los discursos del colegio, de los boletines de las diversas asociaciones en las que participaba mi familia, hasta creo recordar que de alguna que otra carta de amor ajena. Un día hice un comentario en facebook que decía algo así como “esto es para escribir un blog”. Un rato más tarde, muchos de mis amigos habían pinchado en ese botoncito que dice me gusta y a partir de ahí, empezó todo.
¿Cuál es el propósito del blog? El blog me lo planteé siempre como una tertulia. Puedo decir que algunos de los mejores ratos de mi vida los paso charlando con mi familia y con mis amigos. Soy andaluza y como tal me encanta hablar de lo mío, de lo que me gusta o me desagrada y por supuesto oir, comentar o rebatir lo que dicen los demás. No sé muy bien por qué, cuando pienso en esos momentos y rememoro los sentidos, en el aire siempre noto un olor a café. Reconozco que el sabor del café no es exactamente de mi gusto pero ese olor, ese olor para mí significa risas, nostalgia, pena, emoción…todo aquello que me transmite la gente que quiero, removiendo el azúcar del fondo. Hay tanto de tertulia en este blog que mi texto de inicio pierde el protagonismo totalmente cuando mis contertulios asiduos, a los que no les da reparo comentar, se acercan a dejar sus experiencias, sus anécdotas, sus vidas.
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Las experiencias hasta ahora han sido todas muy agradables. He conseguido reunir en un espacio virtual a mis hermanos, a mi padre, a los compañeros de trabajo, a las amigas de toda la vida, a gente encantadora que se han ido uniendo por el camino… Como anécdota, creo que la más impactante para mí fue cuando escribí una entrada sobre el problema de los controladores aéreos y entró en el debate un señor que trabaja en esa profesión y estaba de huelga. Al principio creí que era una broma. En otra entrada anterior, un amigo mío había dejado un comentario en catalán, haciéndose pasar por uno de mis ídolos de juventud, Serrat, al que yo dedicaba mi post. La verdad es que nos reímos de veras intentando averiguar quien era aquel catalán con traductor de google que se hacía pasar por el poeta. Pero enseguida ví que el tono no era el mismo y aunque el hombre fue siempre muy correcto, manejaba un vocabulario y unos datos que me confirmaron su autenticidad. Yo empezaba aquella entrada diciendo algo así como: Me gustaría que un controlador aéreo me diera su versión de los hechos… y este señor me la dio.
¿Qué esperas del blog en el futuro? Pues la verdad es que no espero mucho más, quiero decir que nunca escribí este blog pensando en tener miles de seguidores ni en ser famosa. Mi intención se ha cumplido con creces, incluso tengo muy asumido que el día que ya nadie deje comentarios cerraré el capítulo y nada más. Pero mentiría si dijera que no me halaga que alguien me haga un cumplido sobre mi estilo escribiendo o sobre el hecho de que sea agradable pasar un ratito con nosotros tomando café.
¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? Soy una mujer de 46 años. Afortunadamente tengo poco más que añadir. Y digo afortunadamente porque creo que no hay nada mejor en el mundo que ser uno más, uno de esos sustantivos comunes que se mueven en el espacio y el tiempo que les ha tocado vivir sin más pretensión que ser feliz. Casada, con dos hijos, profesional en lo mío como cada cual y nada más. Creo que rodearte de buena gente con la que compartir el camino es la sal de la vida y es lo que al final nos llevamos y a su vez lo que dejamos aquí.
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? No me siento capaz de aconsejar a nadie, sobre todo porque veo espacios tan buenos en la red que me siento muy pequeñita yo para decir lo que tienen que hacer. Ahora, lo único que sí me atrevería a pedirles más que a aconsejarles, es que cuando escriban intenten, sobre todo si son blogs personales o de opinión, ser respetuosos con los demás. Creo que es posible dar tu opinión o mostrar tu actitud ante temas como la política, la religión o la vida en sí misma sin ser hiriente, sin ofender. Pienso que siempre hay que dejar abierto un resquicio para que pueda explicarse el que no piensa como tú.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Buzz

Comentarios: 4

Escribe tu comentario
  1. 1.- Mamen O.  Publicado el día

    Muchísimas gracias por la deferencia que habéis tenido al elegir mi blog. Siempre es un halago y un honor recibir un premio, aunque por supuesto éste es compartido. La idea siempre fue crear una tertulia donde pasar un buen rato y sin mis invitados no sé qué haría yo sola tomando café. Gracias por la amabilidad.


  2. 2.- Fer  Publicado el día

    Enhorabuena Mamen !!!… Te lo mereces. Te podias estirar un poco y añadir al convite de café, unos pastelitos de crema, no ??? Ja ja ja !!

    Un besin


  3. 3.- primu  Publicado el día

    Yo soy fan de éste blog, es muy divertido y las entradas que hace Mame (la bloggera) son interesantes, de cualquier hecho cotidiano es capaz de sacar frases preciosas que hacen qué pensar y dan pie a la tertulia que es lo que creo que ella persigue. Si entrais en el Blogg os aconsejo echeis un vistazo a todas las entradas, hay algunas que te hacen reir, por lo cotidiano y a la vez sorprendente de lo que expone, otras te emocionan y otras te hacen pensar temas en los que a veces no reparamos. Suerte y ¡¡¡SIGUE ASÍ!!!


  4. 4.- maro  Publicado el día

    Una mujer de bandera, en las distancias cortas y en las largas, una “blogera” a la que es un placer seguir cada entrada, cada comentario que hace.

    Este premio lo tiene merecidísimo, y estoy seguro que no será el último. Por lo que prepara la estantería que vendrán más.


Escribe tu comentario

Required

Obligatorio, no se publicará

Cerrar
Enviar por Correo