Abbey Road

abbey-road

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog Abbey Road?

Es un poco difícil precisar un por qué, pero te diría que por ese entonces andaba necesitando un espacio de expresión de una infinidad de asuntos y temas que venía acumulando en mi mente y no tenían una vía inmediata de salida al exterior. Si bien había publicado en revistas impresas, el proceso es mucho más lento y con muchas limitaciones [por ejemplo, de imágenes]. En consecuencia, el instrumento del blog me pareció muy apropiado para poder generar un espacio comunicativo ágil y con posibilidades de ida y vuelta a través de los comentarios. Había visto y visitado muchos blogs, pero nunca me había aventurado con un propio. En diciembre de 2010 había llegado el momento y me largué. Me alegré mucho cuando vi que contabiliazaba las primeras mil visitas. Eso quería decir que alguien estaba del otro lado.

¿Cuál es el propósito del blog?

Fundamentalmente, ser un vehículo de comunicación, a través de temáticas muy precisas: música, arte y cultura. Por el contrario de lo que es un lugar común, esos no son aquellos aspectos de la realidad humana que son superfluos y que dan un disfrute cuando no nos preocupamos de los “verdaderamente importante”, como la política, la economía o la tecnología. Por el contrario, para nosotros son los principales instrumentos a través de los cuales el ser humano expresa su visión del mundo en un modo que no necesita imperiosamente de lo racional para poder comprenderlo, sino que atañe también a los aspectos emocionales y sensibles. Por eso una obra de arte sintetiza sin palabras lo que tomos de sesudos análisis pueden fracasar en expresar.
Por la generación a la que pertenezco, hay un sector de la cultura, que llamo Cultura Rock, que canaliza esa cosmovisión y la expresa en un abanico extensísimo de vertientes.
De modo que este blog también intenta ser un nexo comunicante de varias generaciones que participan de esa Cultura Rock [que lleva más de 50 años de desdarrollo].

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?

Básicamente el asombro de ver cómo los temas y situaciones que uno puede localizar en su pequeña comarca se reiteran en lugares lejanos y tienen eco en diversos puntos del planeta. Por mi profesión docente estoy acostumbrado a un auditorio presente y a la mano, con intercambios inmediatos. La actividad de blogger hace que todo lo que se ha emitido al ciber espacio pueda tener repercusiones en cualquier momento. Así, un post de hace un par de años, puede suscitar comentarios y aportes hoy y ser tan actuales como si hubiera sido escrito ayer. También, la sensación de que la palabra adquiere un “ancho de banda” mayor, y por tanto, una resonancia que, a su vez, trae ecos de otros emisores. Una experiencia muy enriquecedora.

¿Qué esperas del blog en el futuro?

Me he dado cuenta de que con el paso del tiempo todo blog va modificando su espectro de temas. Mi esperanza más sincera es la de que lo posteado en el blog sea cada vez más interesante y que configure un verdadero aporte a los lectores, así como también espero con mucho interés, que los comentarios puedan multiplicarse, ya que son oportunidades de diálogo, intercambio y construcción de pensamiento.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?

Me defino como librepensador en todos los campos y en toda su extensión imaginable. Es el único radicalismo que me permito. Entiendo que el libre pensamiento es el único instrumento que verdaderamente nos hace libres. Prefiero mil veces la duda y ser escéptico antes que la comodidad engañosa de haber alcanzado la verdad que nos proporcionan los dogmas. Por ello, el blog propone búsqueda, aunque proporcione información. Las únicas verdades afirmadas se basan en hechos incontrovertibles, pero la interpretación de los hechos es materia de opinión, de intercambio, de elaboración.
Me disgusta profundamente el avasallamiento de las conciencias de los otros, aunque esos otros piensen radicalmente distinto a mí. Siempre vale más que un adversario pueda decir libremente lo que piensa a aplastarlo aún cuando la razón esté de nuestra parte.

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?

Que el mundo de los blogs es inabarcable y por tanto apasionante. Que hay infinidad de personas en el mundo que pueden ser una sintonía extraordinaria con uno mismo. Que hay que abrir la mente y el corazón y poder volcarlo hacia los demás. Pero también que hay que ser muy cuidadosos con las formas: hay que hablar bien y escribir mejor, hay que pensar libremente y escuchar atentamente, hay que ser estricto con la verdad propia e indulgente con las inexactitudes ajenas. De cualquier manera, vale la pena intentarlo y tener la constancia de mantener cierta regularidad en las publicaciones del blog, siempre pensando en cuál es el modo de presentar algo a los demás de manera que les resulte tan interesante como a nosotros.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Buzz

Escribe tu comentario

Required

Obligatorio, no se publicará

Cerrar
Enviar por Correo