Con sabor a canela

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog Con sabor a canela? Pues todo empezó hace años, cuando instalamos internet en casa. En cuanto comencé a manejarme con el ordenador, le pillé gustillo, y comencé a visitar blosg gastronómicos. Hasta que llegó un momento en el que la idea de tener mi propío espacio en la red, me encantaba. Así que me decidí y naciò “Con sabor a canela”. Lo que nunca imaginé es que llegase a gustar a tanta gente que me visita diariamente.
¿Cuál es el propósito del blog? El blog no nació con ningún propósito en concreto, más que el de hacerme disfrutar a mi, ya que me apasiona la cocina. Pero si de paso he conseguido ese mismo efecto en otras personas, pues estupendo.
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? La experiencia en sí, ya es la de decidirte a crear un blog y conseguir tirar para delante. No resulta fácil a veces, sobre todo al principio. Aunque luego está toda esa gente que te visita, te comenta, te hace consultas por email, o simplemente te felicitan porque han conseguido preparar en casa una de tus recetas y les ha gustado. A mi personalmente, eso me produce una satisfacción enorme.
¿Qué esperas del blog en el futuro? Solo espero poder seguir con el mismo empeño, ganas e ilusiòn que hasta el momento. El blog ya me ha dado mucho, más de lo que yo esperaba.
¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? Soy una persona métodica, trabajar con orden y disciplina es importantìsimo para mi. Bastante cabezota, alegre, muy familiar y con un buen sentido del humor. Creativa, pasional, optimista y con un carácter a veces algo complicado, todo hay que decirlo.
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Pues que no desesperen con los comienzos, ya que por lo general suelen ser un poquito duros. Que tengan confianza en sí mismos, y paciencia. Tener un blog da bastante trabajo, pero obtienes a cambio muchas satisfacciones.

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Buzz

Escribe tu comentario

Required

Obligatorio, no se publicará

Cerrar
Enviar por Correo