Categorías
General varios

Fundida en negro

Fundida en negro

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog? Soy periodista, vivo de escribir (afortunadamente, porque no sé hacer otra cosa y ni siquiera ésta la hago bien). Cuando me di cuenta de que a mis hijos, demasiado ocupados ahora con la adolescencia, les importaba un pimiento saber quién es su madre, qué renuncias me han erosionado, en qué tristezas me he perdido o en qué gozos me he encontrado, busqué un modo de dejarlo por escrito, sin las pretensiones que tendrían unas memorias. Así que, más que diversión, que lo es, más que conocer nuevas herramientas con tantas posibilidades como Internet y la blogosfera, que también, como digo en mi perfil, éste es un blog de la memoria. De la mía, antes de que el Alzheimer me la robe.

¿Cuál es el propósito del blog? Actuar como un medio más para comunicarme con mis hijos, de hecho lo leen más a él de lo que me escuchan a mí. Entre las cosas que les he enseñado, que van desde caminar hasta a ganar estrellas con Mario Bros, saber servirse de Internet, descubrir su increíble poder de comunicación y su ingente cantidad de información y entretenimiento, es otra cosa más que deseo mostrarles. Salir al mundo y aprender yo también con ello es mi segundo objetivo.

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Lo más destacable en mi experiencia son, sin duda, las personas que pueblan la blogalaxia: Descubrir otras vidas y otros saberes, y establecer una vía de comunicación que nos retroalimenta y nos une a gentes que de otro modo nunca conocerías. Internet, por más que se diga que despersonaliza, para mí es todo lo contario. Somos personas las que estamos detrás de los blogs (de un video subido a Youtube, también, como de un foro, aunque sea el más friki de la red). Internet te aproxima a lo más lejano y sólo te aleja de lo más cercano si tú lo permites.

¿Qué esperas del blog en el futuro? Que siga ahí. Que sea capaz de conservarlo vivo, interesante y real. Que continúe siendo otro forma más de mantenerme en el mundo.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? La misma que hay delante. Casi una abuela Cebolleta contando batallitas e intentando por todos los medios que no lo parezcan. No es necesario relatar cómo se te desencajó la mandíbula al ver el último extracto de tu tarjeta de crédito o las locuras que hiciste la noche del pasado sábado (aunque si quieres, ¿por qué no?) para que se vea a la persona que postea. En un blog personal es imposible no mostrarse.

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Que no se desesperen con los ‘expedientes x’ que se agazapan en las plantillas de nuestros blogs o con las dificultades técnicas que surgen a cada paso. Solucionarlos es un reto que te hace sentir triunfante cuando lo superas. Y divertirse, divertirse mucho. Esto no es la escuela de ‘Fama’, aquí no hemos venido a sufrir. Si nos leen miles, estupendo, pero si sólo son un puñado, pensemos que son los que tienen mejor gusto. Tampoco un Chateau Petrus Bordeaux del 45 se vende en el Carrefour, ¿no es cierto?

2 respuestas a «Fundida en negro»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.