La idea

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog? Para los gruñones como yo es casi inevitable, la oportunidad que nunca se nos da de gritar nuestros malos humos, el cajón al que subirse en medio de la plaza, ¿cómo puede uno resistirse a algo así con los tiempos que corren?
¿Cuál es el propósito del blog? Al principio no lo tuvo, no era más que un bloc de notas en el que guardaba mis asuntos. Hoy es otra cosa bien distinta, los del otro lado de la pared me han hecho ver que… que no hay pared. Que esa sensación de aislamiento que casi todos sentimos es falsa, peor aún, es la trampa que nos tienden los medios convencionales para hacernos creer que no merece la pena decir lo que se piensa, que «uno» no importa, que lo importante son las «grandes audiencias» , que fuera de ese perverso juego no hay vida. Y vaya si la hay…
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Supongo que para los más habituados a este mundo, no tendrá mayor interés, pero hace unos meses descubrí algo muy importante. Encontré por casualidad un corto titulado «El tren de las moscas». Un extraordinario documental sobre la generosidad. Trata sobre las penalidades de unos inmigrantes ilegales que subidos al techo de un tren, recorren miles de kilómetros  a lo largo de una gran parte de  «Sub-américa» para encontrar una vida mejor. Nos habla de personas que ayudan desinteresadamente a otras personas. De la desgracia de ser invisible para los medios. De la desigualdad de oportunidades, de la marginación, de la pobreza, y por encima de todo, de lo grandes que podemos llegar a ser. Dispongo de una de esas aplicaciones que simulan un pequeño mapa del mundo en el que una señal roja parpadea cada vez que alguien visita el blog, pues bien,  nada más colgar la entrada, comenzó a dibujarse una linea repleta de puntos rojos a lo largo de todo el continente y siguiendo la ruta del dichoso tren. Aquellos no eran puntos parpadeando, os juro por mi ojo sano que eran corazones latiendo, latiendo al otro lado del mundo, y latiendo al mismo ritmo que el mío. Pocas cosas pueden hacerle a uno sentirse tan vivo como un momento así.
¿Qué esperas del blog en el futuro? Que a no tardar, me lo cierren por falta de respeto a la autoridad, esa sí que sería una buena señal.
¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? Un tipo grande y gordo de casi cincuenta años y ciento treinta kilos, barba poblada, y muy malas pulgas. Una compañía nada recomendable para todo aquél que quiera vivir en un mundo feliz y sin malas noticias.
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Que me agradezcan los consejos que no les daré ¿Quién sabe cómo funciona una cosa tan compleja como esta? Sólo los farsantes, los que creen o fingen comprender la formula según la cual se pueden medir y acotar sentimientos, esperanzas, ideas, y todo cuanto nos hace humanos e invencibles. No les escuchéis, no hay caminos trazados… sólo corrales.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad