sobrevivirrhhe

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog SobreviviRRHHé?

Todo empieza en febrero de 2010 con una situación laboral complicada, en la que yo entendía que no se estaba aprovechando mi potencial y mis conocimientos, y para no caer en depresiones y bajas calificaciones (como la canción) decido dedicar mi tiempo libre a sacarle partido a ese potencial y escribir sobre todos esos temas que me interesan desde el punto de vista profesional de un técnico de recursos humanos de un hospital (Recursos Humanos, Gestión Sanitaria, Calidad, etc.). El nombre del blog, de hecho, es toda una declaración de intenciones: SobreviviRRHHé!

¿Cuál es el propósito del blog?

El propósito del blog en sus inicios no era más que volver a sentirme realizado, buscar esa válvula de escape para que los malos rollos del día a día no afectaran a mi entorno personal, sentirme activo profesionalmente y buscar esas sonrisas pérdidas (como en la última novela de Albert Espinosa). Con el tiempo, durante los más de tres años que llevamos, el propósito del blog ha ido cambiando a la vez que mejoraba mi situación personal… y hoy en día es un blog más orientado a presentar las nuevas tendencias en Recursos Humanos 2.0, liderazgo, y gestión de personas; aunque en ningún momento hemos dejado de buscar esas sonrisas perdidas (la mía y la de nuestros lectores).

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?

Lo que más destacaría de estos tres años de blogger es la oportunidad de conocer gente maravillosa por el camino (otros no tanto, pero con esos es mejor no quedarse). Grandes amistades han surgido a través del blog, lectores que a través de un comentario o de interactuar en twitter se han convertido en amigos de carne y hueso… Además al escribir sobre tus temas de interés, comienzas a recibir aportaciones vía twitter, facebook, o comentarios en el blog, que hacen que aumenten más tus conocimientos sobre esos temas, y que complementan tu visión profesional y personal.

¿Qué esperas del blog en el futuro?

En dos palabras: satisfacción y realización. Me explico. Para escribir una entrada diaria (o casi) te tienen que gustar lo que escribes, cómo lo escribes y para quién lo escribes. En el momento en que el blog se convierta en una obligación estás muerto. Por eso lo de la satisfacción, tanto la mía propia como la de mis lectores. Y con la realización sucede un tanto de lo mismo. Según lees y escribes sobre un tema vas realizándote tanto profesionalmente como personalmente… si las entradas que escribimos no nos aportan nada (ni a mí ni a mis lectores) no merece la pena seguir.

Por otro lado, hay gente que utiliza sus blogs de una manera más profesional, pero no es mi caso. Aunque tampoco cerramos la puerta a nada: hemos cobrado alguna vez por publicar algún post en particular y lo seguiremos haciendo siempre que el tema que nos propongan encaje en nuestra «línea editorial». Y de vez en cuando nos han llamado para dar alguna charla o comunicación en algún «sarao» y, aunque no vivamos de ello, seguiremos acudiendo encantados allá donde nos llamen.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?

La persona que hay detrás de este blog es como la que hay delante… quiero decir, mis post aunque traten temas profesionales, siempre llevan parte de mi vida diaria, de mis reflexiones, de mis «entrañas», por eso, el que lleva tiempo leyéndome puede hacerse una idea muy clara de cómo soy.

Trabajador, responsable, disciplinado, amigos de mis amigos… y sin miedo a lo desconocido, no me gusta quedarme arrinconado en mi zona de confort, puede que ahí la gente viva más tranquila, pero seguro que no es tan divertido como salir a conocer otros mundos «profesionales». Y el blog nos ha permitido traspasar esa delgada línea roja… y lo seguiremos haciendo mientras el cuerpo aguante.

Mis otras pasiones: la Fórmula 1 (a la que damos rienda suelta en Fórmula 1 Navarra) y la buena vida (no hay más que ver mi perfil en Instagram, jajaja…)

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?

Como todo en la vida, depende para qué quieras tu blog… pero hay tres cosas que tienes que tener claro al principio:

1. El tema sobre el que quieres escribir.

2. La finalidad del blog.

3. A quién van dirigidas tus entradas.

Estas tres cuestiones marcarán la vida de tu blog, y tu experiencia como blogger. Ojo, no son cuestiones cerradas ni firmas un contrato de por vida, pueden ir variando a lo largo de tu vida como blogger, faltaría más. Pero sobre todo que lo que hagas, lo hagas con ganas, si pones pasión en tus entradas, la gente lo ve… y responde de la misma manera.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad