Categorías
General

A la edad del diablo

A la edad del diablo

¿Por qué te decidiste a publicar el blog?
Lo cierto es que no había oído ni hablar de los blogs hasta que mi amigo Txema me dio la dirección del suyo «Palabras». Me gustó mucho pero pensaba que era algo difícil de crear. Pero una vez me introduje me apasionó y ya no he podido dejarlo.

¿Cuál es el propósito del blog?
Hacer de él algo personal que satisfaga mi deseo de escribir y haga pasar ratos amenos a los lectores.

¿Cuáles han sido las experiéncias o anécdotas más significativas como blogger?
La continua participación de los lectores. El hecho de que te puedan dejar un comentario desde cualquier parte del mundo me parece fascinante. Mary, una seguidora croata que no sabe español, traduce mis textos para poder dejar sus comentarios. Es un gesto que me produce mucha satisfacción. Tengo un asiduo lector en Javier, un peruano que vive muchos años en Japón y hay lectores, con blog o sin él, que me siguen desde América. Nunca imaginé algo así.
Ahora me gustaría llegar a todas las comunidades de España y para eso he propuesto un juego en el blog que se llama «Entra a pecar». Espero con ilusión alcanzar ese reto.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Pues no me lo he planteado, pero dado que siempre me ha gustado escribir y que tengo muchas cosas por contar le auguro aún mucha vida. Si la ilusión no decae seguiré en la brecha intentando que los visitantes lo pasen siempre bien.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?
Optimista ante todo, con sentido del humor en todos mis bolsillos (lo que más me gusta es reirme) pero también nostálgico y soñador. Familiar, enamorado de mi mujer y mis dos hijos. Y con ganas de hacer algo grande que sacie ese afán creativo que he sentido siempre.

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?
Que sean constantes. Que den a sus blogs su toque personal. Si esto les da pereza no es buena idea hacer un blog. Si por el contrario tienen ganas de entrar en él, de escribir, de contestar, de interactuar con los damás bloggers, será porque el gusanillo les ha mordido y esto es lo suyo. Y que no decaigan si al principio no hay comentarios. Todo llega con paciencia y una caña…

2 respuestas a «A la edad del diablo»

Yo desde luego lo hago sin animo de lucro y para pasar el rato, pero claro que si viene a por mi blog Bill Gates ofreciendome 1000 millones de euros, no se, no se, a lo mejor me lo pienso y se lo vendo.
Salud y suerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.