Categorías
cultura salud sociedad varios

El Girigall

El Girigall

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog? Por qué me encantaba conectarme a Internet y pasearme por los blogs gastronómicos que encontraba, las recetas, la fotografía, la conexión con la gente, me encantaba y me quedaba embobada viendo blogs y blogs. La idea se formó en mi cabeza, no me atreví durante mucho tiempo, hasta que un día me decidí, abrí un blog, le dí forma, busqué recetas que no encontraba en otros, y empecé.
¿Cuál es el propósito del blog? No tiene ninguno en particular, si alguien le gusta el tema y cree que la ayudo en algo, bienvenido sea, pero no lo hago para enseñar, ni para tener mis recetas colgadas para tener mi recetario virtual, así que lo único que me propuse al iniciarlo era que lo que hiciera me gustara, que guste a los demás, y que se note, poder transmitir el gusto por la cocina a través de una pantalla no siempre es fácil, o a mi no me lo resulta.
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Me acuerdo que después de unos meses de tener mi blog, mi marido quiso hacerme publicidad entre las mamás y profesoras de la escuela de mi hijo pequeño, y dejó caer que deberían visitar mi blog, cuando dijo el nombre del blog, la sorpresa fue para él, ya conocían mi blog y lo seguían. Fue muy divertido.
¿Qué esperas del blog en el futuro? Espero seguir divirtiéndome, seguir conectada con gente encantadora, que siga gustando como ahora, evolucionar, proyectar lo que hago, mi trabajo y los resultados de él.
¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? No se describirme muy bien, algunos dice que pienso demasiado, escucho y hablo poco, para otros, creativa, práctica y algo despistada… y me veo según la situación un poco de todo y además, inquieta, sencilla y feliz.
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Que quiero conocerlos, que se animen, que solo se necesita ilusión y ganas, que siempre cuesta empezar, pero que todo tiene su recompensa si les gusta lo que hacen de verdad. Que actualicen con asiduidad y que se den a conocer, pues no siempre somos vistos. Ánimo!!!

Una respuesta a «El Girigall»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.