Pensando fuerte y claro

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog? Podría decir que “hacía mucho que quería escribir y encontré en el blog la oportunidad de hacerlo” pero en realidad es que en mi casa tenía a mi familia cansada de hablar y hablar y hablar… entonces me pidieron que por favor escriba, como una forma de autoprotección. El tema es que, bromas aparte, soy comediante de Stand Up y quise traducir el humor del monólogo, que se expone cara a cara con el público, al humor escrito. Son códigos diferentes. Hay que aguantar la ansiedad de ver los primeros comentarios después de cada nuevo post. Por otra parte, me atrajo el desafío de llegar a un público masivo (el día que llegue a ese público, les cuento qué se siente).
¿Cuál es el propósito del blog? Contar de manera sarcástica y crítica que el mundo se puede ver y vivir con humor. Incluso las situaciones más difíciles, aunque a veces este estilo pueda generar alguna controversia. Quise orientarme a los contenidos propios en los que alterno humor, con relatos y comentarios generales. Los lectores del blog saben que toco temas muy variados y así son mis intereses. Hace un tiempo leí que la diferencia entre un especialista y un generalista es que uno sabe mucho de nada y el otro sabe nada de mucho. Yo pertenezco a este último grupo.
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Todas. Desde la primer persona que se enojó (mucho!) con algo que escribí y se puso agresiva, pasando por los que se largaron a contestarle en mi defensa, las personas y los blogs que conocí leyendo y comentando, la satisfacción de haber escrito como blogger invitado y la más rara, la de escribir con alguien a quien nunca conocí en persona pero que pudimos, a puro intercambio de mails, generar un post en conjunto que a los dos nos gustó mucho. Pero la mejor anécdota fue cuando me llegó, a través de un conocido, un post de mi blog que él había recibido como un texto que estaba circulando por Internet. Me costó un rato convencerlo que era mío.
¿Qué esperas del blog en el futuro? Espero muchas cosas (total, para pedir…):

  • Que siga creciendo en cantidad de lectores y comentarios. A todos los que escribimos, de alguna manera, nos interesa la exposición y que nos lea la mayor cantidad de gente. El que diga “yo prefiero mantener un perfil bajo para un público selecto” es porque todavía no encontró la manera de llegar a un mayor número de lectores. A mí me pasa pero no lo digo.
  • Que mis lectores pierdan un poco la timidez y se larguen a comentar directamente en el blog. Muchos hoy me hacen llegar los comentarios por mail (elhubershow@gmail.com), Facebook o twitter (@edyhuber) y si bien agradezco que lleguen por esta vía, a todos nos gusta ver que el número de comentarios crece.
  • Que en algún momento mis textos sean referentes para alguien que se decida a escribir, así como yo tengo mis propios referentes.
  • Seguir escribiendo y disfrutando de ver cada post publicado.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? No soy muy distinto a lo que se muestra en el blog. Trato de tomarme la vida con humor y reírme de todo empezando por mí mismo. Mi familia es mi cable a tierra y me gusta compartir con ellos cada novedad que surge del blog. Pero no sólo eso. Cuando necesito una orientación objetiva confío totalmente en la mejor crítica que tengo, que es mi mujer. Tanto en los monólogos como en los artículos que publico, me baso muchísimo en lo que ella opina. En otras palabras, la persona que hay detrás del blog es una mujer brillante. Yo soy sólo la fachada.
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Que encuentren la línea en la que más cómodos se sienten y que tengan la honestidad (para con ellos mismos) de generar contenidos originales. Que lean mucho y que siempre citen la fuente y linkeen cuando hagan referencia a otros blogs. Para el que escribe es una doble satisfacción: saber que lo han leído y que le dieron el crédito correspondiente. Que sepan que en algún momento viene el “síndrome de la hoja en blanco” y pueden pasar días (muchos!) sin que surjan ideas. No aflojen, que ese momento pasa y uno vuelve a escribir. Por último, que aprovechen la interacción con las redes sociales y, por sobre todas las cosas, que lo disfruten y escriban por el placer de escribir. No se desanimen si no llegan los lectores en masa. Cuando el blog es de calidad, en algún momento llegan.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad