¿Por qué te decidiste a iniciar el blog?
Estaba haciendo un Máster de Marketing Digital y Social Media Manager y una de las tareas del mismo era crear un blog. Elegí la temática de la maternidad porque en esa época todo lo que leía sobre madres y bebés era igual prácticamente. Leía una visión de la maternidad un tanto distorsionada por la felicidad donde se ocultaba parte de la realidad y se aleccionaba. Y no me sentí para nada identificada.

¿Cuál es el propósito del blog?
El propósito es dar a conocer experiencias y opiniones reales, que no buscan el aplauso ni el postureo. No el típico blog de maternidad que te contará que todo es de color de rosa y maravilloso. No, porque también hay momentos duros, situaciones difíciles, emociones encontradas…

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?
Gracias al blog he conocido mucha gente, de todo tipo, pero me quedo sin duda con un grupo de blogueras y madres que son especiales, mis PIÑAS, las cuales nos apoyamos, respetamos, escuchamos y nos queremos a pesar de opinar diferente y eso hoy en día escasea.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
La verdad, es que lo uso más a modo desahogo, sin esperar nada, pero me gustaría que continuase en el tiempo, aumentando las visitas (porque es de agradecer que te lean) y seguir aprendiendo con él.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?
Soy mucho más que madre. Me dedico al Desarrollo de Negocio y Marketing Digital.
No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención. Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta pero siempre clara y sincera. Soy perseverante y a veces un poco cabezota. Adoro la naturalidad, la espontaneidad.
Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables y quedarme embobada viendo como duerme mi pequeña bombón.

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?
– No copies textos ni uséis imágenes que no estén libres de derechos.Siempre texto original y vuestro.
– Pasarás por momentos de poca inspiración, momentos en los que los posts no tienen la acogida que esperas, en que parece que no avanzas, pero SIGUE porque merece la pena y a todos nos ha pasado tener ganas de tirar la toalla. Recuerda porque empezaste el blog.
– No hay que obsesionarse con las visitas porque depende de muchos factores y pueden variar mucho.
– Usad las redes sociales para difundirlo y mostraros cómo sois, la naturalidad siempre es bien recibida.
– Quizás tengas detractores o haters, NI CASO, no te conocen y se aburren lo suficiente como para destruir en vez de ser constructivos. Don´t feed the troll.
– Disfrutad de esta aventura de ser bloguero 😉

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad