Comparte
Imagen de Dácil Isabel Muñoz Porta con sus hijos.

Háblanos un poco de ti ¿A qué se dedica “Blog de una Madre Desesperada”?
Mi blog comenzó siendo una bitácora sobre mis aventuras y desventuras como madre primeriza. Necesitaba una vía de escape ante tanta inseguridad, incertidumbre y retos impensables, algunos titánicos (como resistir tantas horas sin dormir porque al peque no le da la gana cerrar el ojito), que me producía esa cosilla rosita y tirana que había salido de mí para poner mi mundo patas arriba. Gracias al blog pude verle el lado humorístico a ciertos asuntos que me llevaban por el camino de la amargura, encontré comprensión y consuelo en una comunidad que estaba pasando o había pasado por lo mismo y me sentí parte de algo mucho más grande.
Con el tiempo el blog, como espacio dinámico que es, ha ido evolucionando de diario personal a guía de ocio familiar. Fue algo paulatino de lo que no me di cuenta hasta que me nominaron para el primer premio madresfera que hubo en la categoría de Ocio Infantil. Fue el detonante para que se me cayera la venda de los ojos y me diera cuanta que había pasado de hablar de pañales y cólicos alas mejores y más divertidas formas de pasarlo bien en familia.

¿Por qué decidiste iniciar este proyecto?
Podría remarcar la idea que he desarrollado en la primera pregunta de la vía de escape a una situación que me superaba, pero no sería del todo cierto. La verdad es que un día, poco después de nacer Daniel, mi madre me expuso que su mayor tristeza en ese momento era que iba a perderse todo acerca del crecimiento y desarrollo de su segundo nieto. Ahí se me encendió una bombillita y le aseguré muy convencida que podía estar tranquila que no se iba a perder ni el más mínimo detalle. Poco después estrenaba el blog y le mandaba un link a mi madre. No le pude hacer mejor regalo en ese momento. Eso sí, desde el principio fue la seguidora más exigente, que si quería más fotos, que si ese día no había publicado nada… Y yo venga a currar como una negra para que tuviera su informe online. «De todas formas, como no me lee ni el tato….»,pensaba yo…

Describe una de las mejores/peores situaciones que hayas tenido con el blog. ¿Qué la hizo diferente?
La mejor situación fue cuando me di cuenta de que había gente a la que no conocía… ¡que me leía! Y encima, parecía interesarles lo que yo contaba. Algunos de esos seguidores siguen presentes en mi vida a día de hoy y les tengo un especial cariño. De hecho, hay seguidores que fueron desapareciendo por el camino, por diferentes circunstancias, a los que echo de menos…
En cuanto a las peores situaciones, siempre han sido cuando alguien saca alguno de mis post de contexto y me ataca. Normalmente, aclaro el malentendido y acabamos entendiéndonos, pero algunas veces, muy muy pocas, el que hace el comentario no está dispuesto a dar su brazo a torcer de ninguna de las maneras,y mucho menos a admitir que su interpretación de mis palabras no se adecuan al mensaje que yo quería transmitir. Lo cierto es que lo que hago en esos momentoses ignorar los comentarios y a otra cosa mariposa, pero me da pena que haya personas tan cerradas o con tantas ganas de discutir a lo tonto.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Espero que siga ayudando a personas en la medida de lo posible, o al menos que las entretenga y encuentre información útil en él; que siga trayendo tanta gente interesante a mi vida, que me abra los ojos ante unos temas y que me ayude a entender otros. Y, por supuesto, que siga siendo una vía para sentirme parte de algo tan bonito como es la comunidad de la blogosfera con intereses comunes por la que me muevo a día de hoy y que cada vez es mayor y más interesante.

¿Crees que un blog le aporta valor a tu trabajo? ¿Cómo?
Por supuesto. Un blog suma calidad a tu trabajo, te da muchas satisfacciones profesionales y personales y te ayuda a llegar más lejos. Para mí, internet significa compartir y ayudarse. Cada uno aporta su granito de arena para crear maravillosas comunidades virtuales que nos ayudan en muchos aspectos de nuestra vida. Una web nunca podrá acercarse tanto a los usuarios como un blog, que, normalmente, busca conectar con su audiencia y que se sientan identificados con lo que relata.

Si le pidiera a la persona más cercana a ti que te describiera en una palabra, ¿cuál sería y por qué?
Ya me gustaría que esa palabra fuera creativa, arriesgada, agradable o emprendedora, pero seguramente te dirá que no ha conocida persona más despistada en su vida.

¿Qué consejos le darías a los futuros bloggers?
Mi consejo es que se diviertan mucho con lo que hacen, que sean siempre fieles a sí mismos y lo que quieren para los contenidos e imagen de su espacio personal y que pierdan el miedo a expresarse, aunque los critiquen o discutan todo lo que escriban. Un blog es tu espacio y tú mandas en él. Al que no lesguste que se busque otro blog que leer. Y, por supuesto, que esté siempre atento a las normativas y prácticas legales y morales de los blogs. No todo vale.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad