Comparte

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog?
Siempre me ha gustado escribir.  Mejor,  siempre he necesitado escribir.
Transformar en palabras lo que me bulle por dentro no sólo me ayuda a ordenar mis emociones e ideas, a pensar, a meditar y a conocerme mejor sino que me ha demostrado que es una práctica que me vincula con personas de sensibilidad similar a la mía, con los mismos intereses y preocupaciones.
Resuenan con lo que escribo, les sirve de punto de partida para su propio trabajo interior.  Cuando descubrí el mundo de los blogs, encontré un altavoz para compartir esos textos que surgen de un lugar que está más allá de mí, y apuntan también a un horizonte que jamás alcanzaremos pero que nos anima a caminar…  Avanzando hacia un lugar mejor.

¿Cuál es el propósito del blog?
Como decía en mi respuesta anterior, el propósito del blog es compartir mis meditaciones diarias con la intención de que sirvan de punto de partida para el trabajo interior de quien las lee.  En cada post, muestro mi intimidad interior al desnudo con la confianza de que un pensamiento, una palabra, una imagen o una vivencia actúen de mecha que encienda el fuego interior del lector.  Porque el objetivo último del blog es ayudar a profundizar en la propia existencia, para sanarla y degustarla, evitando vivir superficialmente.

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?
Es difícil quedarme con una…  Destacaría la de amigos que han surgido entre los lectores del blog que me han contactado, la de correos electrónicos que he recibido (y contestado) explicándome lo mucho que les ha ayudado uno de mis post o libros, la satisfacción que produce sentir que estás ayudando a otros con lo que haces, o lo mucho que te enorgullece descubrir que alguno de tus hijos lee habitualmente lo que escribes…
Por otra parte, considero importante mencionar la necesidad de ponerte una coraza contra los haters, contra aquellos que te escriben para ponerte a parir, en muchas ocasiones sin haber leído -más allá del título- el texto que critican.  En estos casos, hay que calmar las emociones, valorar si la crítica está justificada o no, evaluar si las formas han sido correctas y -en función de todas estas variables- decidir si le vas a dar respuesta o si no merece perder el tiempo en alguien que sólo pretende hacer daño.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Aunque ahora llevo unos meses en los que escribo mucho menos porque estoy preparando tres libros, confío en que el blog siga como hasta ahora, creciendo con naturalidad, aportando lo que considero que puede ayudar a los demás y atendiendo a las necesidades y sugerencias de aquellos lectores que tienen a bien escribirme para pedirme que aborde temas que les preocupan.  Y todo esto, desde la vertiente profundamente humanista y trascendente que trato que caracterice todo lo que hago y escribo.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?
Soy como escribo.  Trato de que no haya mucha distancia entre mi biografía y mi bibliografía, y eso me mantiene siempre en camino hacia mi mejor rostro.
Como expongo en mi blog, nací en Barcelona en 1977 y, desde entonces, lucho por dar a luz la mejor imagen de mí mismo.  Licenciado en Derecho, Máster en Asesoramiento Fiscal y Doctor en Ciencias Humanas, Sociales y Jurídicas con una tesis sobre la Meta-economía de E.F.Schumacher, trabajo como directivo en Óptica Andorrana y colaboro con algunos diarios digitales y webs.  Me apasiona la espiritualidad, el simbolismo, el humanismo y el SEO. He escrito varios libros, he publicado algunos de ellos. Diariamente comparto mis reflexiones sobre lo divino y lo humano en mi blog Meditaciones del día.  Orgulloso padre de 5 hijos -que son cinco soles- y esposo de una mujer maravillosa que no siempre me lee pero me anima a ser mejor cada día.
En camino, siempre en camino.

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?
Les diría que tienen en sus manos un proyecto maravilloso, que no lo dejen, que intenten ser constantes…  Que todos tenemos circunstancias en las que estamos secos y no surgen las palabras…  Que, pese a todo, sigan escribiendo.  Que se toleran los parones, pero no los abandonos.  Que escriban para ellos pero sin olvidar que lo que hacen ayuda a los demás y supone una responsabilidad para con ellos.  Que un blog es una fuente de sorpresas y alegrías y que -si escriben sin expectativas- seguro que el blog les devolverá tantos regalos como los que ellos hagan con cada post…  Y que visiten a menudo tu página para mantenerse al día de lo que hacen y aportan otros bloggers…  Porque somos muchos los locos que regalamos parte de nuestro tiempo a los demás a través de las escritura…
Y merece la pena conocernos.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad