Categorías
cultura literatura

Natalia Gómez del Pozuelo

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog? Porque mis hermanas (dos expertas en redes sociales) me agarraron de los pelos (metafóricamente) y me dijeron «Como escritora, TIENES que tener un blog» No había mucha opción y al principio no entendí muy bien por qué, pero tras el año en el que llevo publicando artículos todos los lunes y la celebración, hace pocas semanas, de las 100.000 visitas, me he dado cuenta de que me acerca muchísimo a los lectores.
¿Cuál es el propósito del blog? Inicialmente era promocionar mi trabajo, pero, como ya he comentado, me ha acercado a mis lectores, me ha ayudado a distinguir qué temas les interesan más y he descubierto qué es lo que más comunica de mi escritura: divertir(me) con lo que hago.
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Lo interesante que resulta la interacción con las personas que están al otro lado de la pantalla. Pedí ayuda para mi próximo libro, que es sobre Twitter, en un post que se llama: Twitteros Help! y he recibido decenas de historias interesantes que voy a incluir en el libro. Como suelo decir en mis cursos, las redes sociales han provocado que participemos en la Inteligencia Colaborativa, la multiplicación de las inteligencias individuales.
¿Qué esperas del blog en el futuro? En realidad lo que me está dando el blog a día de hoy, además de lo que ya he mencionado y de una cierta notoriedad que ayuda a que se vendan más mis libros, es trabajo. ¡Si, trabajo! Me han contratado cursos, conferencias y consultorías personas que me han conocido a través del blog.
¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? Normal, corriente y moliente, con sus alegrías y preocupaciones como todos, y con la satisfacción de haber dado un giro a mi carrera y hacer lo que de verdad me gusta: escribir.
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Que las visitas y la interacción con los lectores llegan de una en una y, por tanto, son necesarias la pasión y la perseverancia. Como decía el gran arquitecto francés Le Corbusier, trabajar es respirar, y se requiere constancia, que es una mezcla de modestia y coraje.

Una respuesta a «Natalia Gómez del Pozuelo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.