Nosotros las personas

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog?
Fueron varias las razones que me llevaron un día a empezar a escribir. Diría que mi vocación como psicólogo y mi interés también por el periodismo debían encontrarse en algún momento de mi vida. Cuando inicié la universidad opté por estudiar Psicología, especializándome más tarde en el área de recursos humanos. Tuve que sacrificar el periodismo, pero a mí siempre me había encantado la redacción. Un día, quizás también movido por una etapa de diversos cambios emocionales en mi vida, decidí probar a redactar sobre aquello que más dominaba y, por lo tanto, más contenido me iba a dar: las personas. De eso hace ya 6 años.

¿Cuál es el propósito del blog?
Poder evadirme en momentos de estrés; poder reivindicar hechos que considero tienen relevancia en nuestro día a día; debatir y reflexionar dando mi opinión sobre temas que de otro modo quedarían en mi círculo más cercano y, sobre todo, compartir con cualquier persona en cualquier rincón del mundo experiencias y conocimientos.

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?
Si tuviera que destacar un par, la más tangible es haber ganado un premio como mejor blog de rrhh de habla hispana. La más intangible y con mayor valor emocional, haber recibido mensajes de personas anónimas que me dan las gracias por haberles ayudado con aquello que había escrito.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Seguir dotándole de contenido hasta que sea posible y seguir llegando a personas anónimas que en algún momento buscan respuestas y cobijo entre las líneas de un desconocido.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?
Leyendo la mayoría de los artículos que he publicado el lector podrá saber por qué camino doy mis pasos. Podrán conocer cómo pienso, cuáles son los valores que me guían, qué prácticas aplaudo y cuáles critico…

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?
Que siempre tienen que ver la escritura como un enriquecimiento mútuo. Uno se conoce mucho así mismo cuando escribe sobre ciertos temas, además de compartir y hacer red con los demás de manera prácticamente altruista. A veces todo parece muy monótono y sin feedback, pero otras veces te sorprendes de la crítica, tanto positiva como negativa, que te puede llegar y del aprendizaje que extraes de ambas.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad