Comparte

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog?
Mi blog y mis redes sociales nacieron en las sesiones de terapia con mi psicóloga.
Soy asesora de lactancia y madre de dos, el mayor con autismo. Me formé como asesora de lactancia cuando mi hijo contaba alrededor de 18 meses.
Fue justo en aquel momento cuando los signos de autismo empezaron a ser más evidentes. Pero nadie los vio: mi hijo no comía porque le daba teta, no hablaba porque le daba teta, no aceptaba la frustración por que le daba teta,…
Fue una situación insostenible y muy dolorosa. Llegó un momento en el que, evidentemente, la causa no podía ser la lactancia, porque aunque le pueda extrañar a mucha gente con prejuicios, nadie llega a la adolescencia tomando teta.
Por fin, a la edad de ocho años, nos dieron el diagnóstico. Viví un proceso de duelo desgarrador e insostenible. Tenía razones más que evidentes para estar enfadada con el mundo.
Tuve que parar durante dos años y medio para recuperarme, tuve suerte: pude permitirme coger una excedencia.
Y en aquellas sesiones de terapia nació la idea del blog.

¿Cuál es el propósito del blog?
Mi propósito es la divulgación sobre el autismo y la lactancia. Yo no lo sabía, pero estuve durante cinco años y medio dando lactancia materna a mi hijo autista. Yo estuve «lactando en diverso». Éste es el origen del nombre de mi blog. Ni estaba loca, ni era la causante de las dificultades de mi hijo, ni nada por el estilo. Así que romper mitos y prejuicios acerca de la lactancia de un bebé autista es el objetivo principal del blog.

¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger?
Pues mira, sinceramente, pensé que nadie me leería. Lo explico muchas veces, pensé que yo debía ser la única a la que le interesara este tema. Y me encontré con que estaba muy equivocada. Las madres de peques autistas que dan lactancia materna existen y necesitan información veraz y contrastada y sobre todo, libre de mitos y prejuicios. Me encontré sin darme cuenta con mensajes diciéndome: ojalá te hubiera conocido antes, me hubiera ahorrado mucho sufrimiento. Hasta el punto de que finalmente, en la asociación de la que formo parte, decidimos abrir un grupo de telegram de apoyo al autismo y la lactancia.

¿Qué esperas del blog en el futuro?
Espero verlo crecer, tal vez poder algún día pagar los servicios de una empresa para poder mejorarlo. Ahora mismo todo lo hago yo misma en mi escaso tiempo libre. También tengo el proyecto de un ebook que saldrá a la venta el día 12 de diciembre y un libro que estoy intentando publicar con alguna editorial. Pero en realidad me conformo con seguir cada día poniendo un pie delante del otro e ir construyendo pequeñas cosas. Ahora un e-book, mañana un libro y continuar escribiendo como hasta ahora, es decir, seguir disfrutando con cada post, cada página,… al final, eso es lo más importante.

¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog?
Siempre me defino a mi misma como asesora de lactancia y madre de dos, el mayor con autismo.
Para mi ser asesora de lactancia es una identidad y un camino a seguir. Acompañar y asesorar a madres en sus lactancias es todo un reto y un privilegio.
Te podría decir también que por las mañanas trabajo en recursos humanos, que soy profesional de los recursos humanos, pero esto es mi profesión y lo que me paga las facturas.
Ser asesora es una vocación. Supone además ser activista por los derechos humanos, por los derechos de las madres y de las criaturas. No puedo separar de mi misma todos estos aspectos.
Me gusta aprender y leer todo lo que cae en mis manos. A mis 45 estudio psicología y me preparo para acreditarme como IBCLCC. A mi ritmo, lentamente y disfrutando del proceso. Vamos que me sacaré la carrera con 60, pero oye, que no tengo prisa.
Y en un orden más mundano de cosas, en casa tenemos cobayas porque, a pesar de que me encantan los perros y los gatos, soy alérgica. Me encantan los animales peludos, pero, contradicciones de la vida, no puedo tocarlos. De lo que sí disfruto plenamente es de salir a la naturaleza siempre que puedo, por suerte, no tengo alergia a nada más.

¿Qué dirías a los bloggers que empiezan?
Que escriban de lo que les apasione, sobre aquello en lo que son expertos porque les gusta tanto que lo viven y lo sienten con pasión. Y sobre todo que disfruten haciendo lo que hacen, porque sin pasión y sin disfrute el blog estará destinado al fracaso. Da igual que sea un tema del que habla mucha gente o un tema del que no hable nadie, al final, se trata de comunicar de forma personal y única. Tu valor añadido eres tú.

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad