Comparte

¿Por qué te decidiste a iniciar el blog El Ojo Lector? Comencé El Ojo Lector por una necesidad propia. Siempre he leído mucho, por lo que, en un momento determinado, me pareció buena idea llevar un listado de mis lecturas. Lo que en un principio se basó en una lista compuesta por títulos, autores, fechas y un breve comentario, se tradujo en la necesidad de hacer reseñas más completas. Antes había tenido otros blogs, por lo que tenía cierta experiencia en la materia, así que pensé que una bitácora podría ser un buen medio para gestionar mis reseñas. En ningún momento busqué promocionarlo o ambicionaba que fuera leído de manera masiva. Lo difundía, de vez en cuando, entre mis amigos, para que les fuera de ayuda en la adquisición de próximas lecturas. De esta manera, gracias a las recomendaciones que mis conocidos hacían de la bitácora, el blog fue creciendo poco a poco.
¿Cuál es el propósito del blog? En un principio, como ya comenté, fue tener un listado personal de mis lecturas. De hecho, todavía sigue siendo su principal objetivo. De esta manera, no me siento obligada a contentar a un público. Las reseñas son publicadas en la medida en que voy leyendo: totalmente a mi ritmo. No obstante, a medida que el blog ha crecido, de manera indirecta, se ha convertido en una herramienta de recomendación y, en muchos casos, una asistencia al propio lector. La persona que ha leído el libro también se pasa por el blog para dejar sus impresiones y, muchas veces, también se deja aconsejar. En definitiva, considero a El Ojo Lector un blog que me satisface personalmente, ya que escribo, doy mi punto de vista de lo que leo y me organizo, y por otra parte, ayudo a mis lectores a buscar nuevas lecturas y otras perspectivas.
¿Alguna experiencia o anécdota destacable como blogger? Supongo que siempre es difícil llevar un blog que se basa en la opinión y en la crítica. En este sentido, siempre surgen ideas discordantes, lectores que no piensan como tú, etc. Siempre he pensado que todos estamos en el derecho de opinar pero siempre recalco que, en definitiva, el blog es un blog de opinión y difícilmente se puede agradar siempre. En este sentido, te encuentras con muchas personas realmente diferentes a ti, que se escudan muchas veces en el anonimato que otorga internet
(aunque en definitiva todos lo hacemos) y de las que tienes que aprender a inmunizarte. Tengo una galería de los horrores en forma de comentarios que no publico (simplemente, porque rayan el insulto personal) que es realmente amplia. Lo gracioso es que no soy realmente polémica pero los libros muchas veces provocan grandes sentimientos de defensa en las personas.
¿Qué esperas del blog en el futuro? Espero seguir con él. Supongo que es algo que todo blogger espera. Como he dicho, he tenido otros blogs. En algunos, tengo más de 200 entradas, en otros, sólo dos. Esfácil perder el hábito. Para mí, El Ojo Lector no es un trabajo, es un hobby, y no puedo dedicarme a él todo lo que me gustaría. Sin embargo, tengo la certeza de que es complicado que lo abandone simplemente porque trata de libros. Siempre tendré un libro conmigo, por lo que siempre habrá un libro que reseñar y sólo habrá un Ojo Lector para hacerlo.
¿Cómo es la persona que hay detrás de este blog? La persona que administra El Ojo Lector es una persona reservada, casera por momentos y que está totalmente pirada por los libros. Me dedico al diseño gráfico, por lo que para mí es esencial la estética de todo lo que hago. En este sentido, creo que blog muestra mucho de ello. Además, me encanta escribir y siempre intento cuidar al máximo los textos. ¡Además, es un blog de libros! ¡Qué menos!
¿Qué dirías a los bloggers que empiezan? Les diría que los comienzos siempre son duros. Pasas semanas frenéticas creando, adecentando el blog y cuando te sientas a mirar las estadísticas… ¡Sólo te entran ganas de llorar! Muchos paran en ese momento y es un gran error. No hay que desanimarse, las visitas siempre llegan ¡pero lo importante es conservarlas!

Escribe tu comentario

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web: Política de privacidad